(34) 91 522 12 62 (Ext. 2) info@culturviajes.org

Entrar

Registrarse

Después de crear una cuenta, podrá realizar seguimiento del estado de sus pagos, realizar seguimiento de la confirmación y también puede valorar los destinos que ha visitado.
Nombre de usuario*
Contraseña *
Confirme la contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta significa que estás de acuerdo con nuestros Términos de servicio y la Política de Privacidad.

Ya está registrado?

Entrar
(34) 91 522 12 62 (Ext. 2) info@culturviajes.org

Entrar

Registrarse

Después de crear una cuenta, podrá realizar seguimiento del estado de sus pagos, realizar seguimiento de la confirmación y también puede valorar los destinos que ha visitado.
Nombre de usuario*
Contraseña *
Confirme la contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta significa que estás de acuerdo con nuestros Términos de servicio y la Política de Privacidad.

Ya está registrado?

Entrar

#CrónicaViajera: «Tras las Huellas de Rubens»

En estos días que se habla tanto de la «desescalada» y la «nueva realidad», vemos más cerca que nunca volver a hacer lo que nos gusta: viajar. Hasta que eso llegue ¿Qué os parece si recordamos otro de nuestros viajes pasados? Hoy compartimos con vosotros la crónica de María Dolores Rebollo en nuestro itinerario a Flandes de 2018, acompañada de las estupendas fotografías que realizó nuestro guía Jaime Nuño durante el viaje. ¡Qué lo disfrutéis! 

Cultur Viajes, la agencia de la Fundación Santa María la Real, organizó en el Puente de Todos los Santos, entre los días 1 y 4 de noviembre de 2018, una escapada a Flandes, con el fin de disfrutar del año Rubens, que se celebra especialmente en la ciudad de Amberes, de donde era originario el gran pintor, y que incluía también una visita a Brujas.

Estuvimos acompañados por María Heredia y Jaime Nuño y en Amberes se nos unió una guía local, Colette, muy simpática y muy conocedora de lo que estaba diciendo. Disfrutamos de un tiempo magnífico, lo cual es muy destacable pues esta zona se caracteriza por la lluvia.

El grupo era de 19 personas, ideal para este tipo de viajes. Aparte del tiempo, se pudo disfrutar de bellos paisajes y ciudades, como Brujas, que es una ciudad muy bonita, aunque quizá demasiado turística, llena de tiendas de chocolates y encajes y restaurantes y, al ser un día festivo, además, de gente. Se la conoce como la Venecia del Norte y los canales que la atraviesan son una maravilla, pero no hubo paseo en barco, poco tiempo para muchas cosas, tendrá que esperar a otra ocasión. Con el Museo Groeninge, el Hospital de San Juan, el Beguinario y la Grande Place, se llenaron las horas allí pasadas.

«Mención especial merece la gastronomía belga: se comió bien, en cantidad y calidad, buenos productos y bien acompañados. Sin olvidar los chocolates belgas, de los que se dio buena cuenta»

La escapada continuó en Amberes, de donde era originario Rubens, y dónde además de su Casa Museo, con una buena muestra de su obra, pudimos gozar y disfrutar del Museo Plantin-Moretus, antigua imprenta que conserva una magnífica colección de libros y la exposición “Diseño barroco de libros”. Otra gran visita fue al Museo Rockox & Snijder, amigos de Rubens y que cuenta con una magnífica colección de arte.

También se visitó la Catedral, con sus magníficos retablos de Rubens, donde disfrutamos de un concierto de órgano, con piezas de Bach, Piazzola, Soler y Vidor. Las iglesias de San Andrés y de San Carlos Borromeo, completaron las visitas. La Iglesia de Santiago, a 2.125 kilómetros de Compostela, por la ruta Brabantina, dónde se encuentra la tumba de Rubens, estaba cerrada.

Pero además de lo anterior, se paseó y mucho por la ciudad: su Plaza Mayor o del Mercado, donde se ubica el Ayuntamiento y las espectaculares casas gremiales son un recreo para la vista; el paseo junto al río, el magnífico Escalda -pero ¡qué bonitos son los ríos!- que no tiene puentes, por lo que se ha hecho un paso subterráneo, mejor dicho, subfluvial, que también se visitó.

Mención especial merece la gastronomía belga: se comió bien, en cantidad y calidad, buenos productos y bien acompañados. Sin olvidar los chocolates belgas, de los que se dio buena cuenta. Y ya está, dos días y medio no dan para más. Quedó mucho por ver, pero lo que se vio valió la pena, solo queda felicitar a la organización y esperar a los próximos viajes. ¡Hasta la próxima!

 

Para todos los que, como María Dolores, se hayan quedado con ganas de más; este año hay una nueva oportunidad de disfrutar esta región belga ¡Consulta este itinerario! Flandes. Los colores de Van Eyck.
Puedes ver todas las fotografías del viaje en este álbum digital

Leave a Reply

¿Tienes alguna duda?

Estamos a tu entera disposición para resolver cualquier duda o consulta que puedas tener. ¡No seas tímido! Contacta con nosotros.

+34 91 522 12 62

info@culturviajes.com

¿Por qué viajar con nosotros?

  • Porque somos expertos en patrimonio.
  • Porque estamos a tu disposición.
  • Porque son destinos pensados para ti.
  • ...Y siempre con la mejor calidad.